¡Hola! Soy Núria Plasencia, apasionada por la naturaleza, el tiempo libre educativo y el Tai Chi Chuan.

Desde bien pequeña quise ser bióloga. Quería aprender más acerca de los animales, las plantas, cómo se relacionan y contestar a los cientos de miles de por qué que podía hacerme del mundo que me rodeaba. Cumplí mi sueño cuando me licencié en Biología. ¡Soy bióloga!

He adquirido muchos conocimientos y, ¿sabes qué? Lo genial es que aún me hago preguntas y todavía hay respuestas que encontrar. Siempre se aprende algo nuevo, o quizás obtienes una perspectiva más amplia de lo que ya sabes.

Siempre me ha fascinado la vida y el paso de los años no ha hecho disminuir el interés que siento hacia la naturaleza. Al contrario, cada vez me gusta más este “punto azul pálido”, que es como Carl Sagan llamó a nuestro planeta, nuestro hogar. Está en nuestras manos cuidarlo o convertirlo en un vertedero.

Me gustaría compartir contigo las maravillas que nos ofrece la naturaleza, conocerla es amarla, y me parece importante transmitir el conocimiento por el medio ambiente y contribuir a sensibilizar de la trascendencia que tiene cuidarlo.

Cada vez más el impacto humano sobre el medio ambiente es más grande, nuestros recursos naturales no son ilimitados y nuestras pequeñas acciones de cada día acaban teniendo un gran impacto global, por eso me he lanzado a escribir este blog.

Mi interés en la educación me ha llevado a ser monitora de tiempo libre educativo infantil y juvenil. Este trabajo me permite colaborar en la elaboración proyectos, proponer actividades y seguir la interesante metodología del centro de interés.

También puedo aplicar técnicas y recursos educativos de animación, expresión y creatividad, tales como expresión plástica, música, canciones y danzas, juegos y expresión corporal. Cómo no, también hay espacio para la educación ambiental.

El juego y el deporte son unas buenas herramientas para transmitir valores y conocimientos, además de permitir trabajar las inteligencias múltiples.

El calendario festivo es un aliado, normalmente las fiestas se asocian fácilmente con tradiciones populares: juegos, cuentos, canciones…

El ámbito de la educación no formal ofrece una transversalidad que ahora la educación formal empieza a integrar en el sistema.

Por otro lado, hace años que mis pies me llevaron a practicar Qi Gong (Chi Kung) y, posteriormente, Tai Ji Quan (Tai Chi Chuan).

Animé a mi abuela a practicar Chi Kung (adaptado a sus noventa añitos) y conservaba bastante bien la movilidad, teniendo en cuenta lo reacia que era ya a salir a la calle. Ya hace tiempo que se fue a descansar al otro mundo, pero no deja de admirarme la capacidad de estas dos disciplinas para mantener y mejorar la salud gradualmente.

He experimentado los beneficios que ofrecen. Decidí estudiar el nivel de instructora de Tai Chi Chuan, que incluye también diferentes tipos de Chi Kung, para darlos a conocer.

Y aquí estoy, dispuesta a escribir en este blog, para aportar mi granito de arena en la inmensa playa de blogs mientras surfeas por las olas de Internet hasta que llegas a la información que buscas.

Te doy la bienvenida con una cálida sonrisa. Todos somos peregrinos en el Camino de la Vida.

Gracias por el tiempo compartido. Cuida el espíritu.

Nuria Plasencia